La UEFA confía en poder rematar lo que queda de las grandes ligas (España, Inglaterra, Alemania, Francia e Italia) y lo que falta Champions a partir del mes de junio. En una reunión telemática con las 55 federaciones europeas (la RFEF estuvo representada por su secretario general, Andreu Camps), se acordó suspender todos los partidos de selecciones previstos en junio con el fin de ganarle fechas al calendario. Se dan por pérdidos a causa de la pandemia los meses de abril y mayo, en el que dependiendo del avance del Covid-19 y de la decisión de los respectivos gobiernos al respecto, se espera que los equipos puedan retomar los entrenamientos y empezar una ‘pretemporada’ que les ponga en disposición de competir en junio. El fútbol de selecciones se paraliza completamente hasta septiembre, donde se trataría de encajar una fecha añadida a las dos ya programadas para la Liga de Naciones.

El órgano rector europeo trabaja en dos escenarios. Por un lado, poder reanudar la competición a comienzos de junio y, por otro, que el balón pueda echar a rodar a finales del mismo mes o a principios de julio, para lo que la UEFA desarrolló unas propuestas de calendarios que incluyen los partidos de ligas nacionales, UEL y Champions League. UEFA y federaciones asumen que, si se cumplen las previsiones, habrá fútbol en julio y agosto. En el caso de que no puedan llevar a cabo los planes, se llevará a cabo un nuevo replanteamiento del calendario.

LaLiga y la Premier manifestaron en el cónclave telemático organizado por la UEFA que su prioridad es terminar la competición nacional y la actual Champions, incluso más allá del verano ocupando parte del calendario de la temporada 20-21. Pero ambas se negaron a que sea a cambio de sacrificar la competición de Copa, como se planteó en un momento de la reunión por uno de los grupos de trabajo creados por la UEFA. Sin embargo, nadie se negó a que se ocupen parte de las fechas FIFA de selecciones, y como primera medida se han suspendido los amistosos de junio, mes en el que España tenía programado un partido frente a Portugal (día 5, en el Wanda Metropolitano) y otro contra Lituania (el 9, en Santander).

Relacionado:  UEFA descarta a Argentina

Uno de los problemas que plantea terminar la presente temporada en agosto o incluso ya en fechas de la próxima, es decir en septiembre, es que habría que ampliar la duración de los contratos de los jugadores y entrenadores más allá del 30 de junio, lo que aún se hace más conflictivo en el caso de los cedidos. Mientras que la FIFA está dispuesta a adaptar las reglas para que contemplen esta circunstancia, el sindicato Mundial de Jugadores (FIFPro) advierte que de ser así la medida debe ser universal y alcanzar a todos los futbolistas, no sólo a los que los clubes quieran retener. La UEFA advirtio al respecto que "los plazos relacionados con todas las competiciones de clubes de la UEFA 2020/21 se posponen hasta nuevo aviso, en particular en lo que respecta al proceso de admisión y el registro de jugadores. La UEFA fijará nuevos plazos a su debido tiempo".

Además, FIFPro también intervino en las discusiones sobre el calendario, ya que los clubes plantean la necesidad de recuperar fechas en la próxima Navidad, y jugar, como hace Inglaterra con el Boxing Day). Pero el sindicato de jugadores no lo ve claro. Plantea serias dificultades, en especial en el caso de los jugadores de otros continentes (singularmente Suramérica y África) que militan en equipos de Europa y que regresan a su casa en esas fechas. En este asunto no hubo acuerdo, pero seguirán las negociaciones.

Relacionado:  (VIDEO) FIRME EN LA PUNTA: Bayern cumplió y derrotó al Augsburg

Sobre los partidos internacionales suspendidos o aplazados son todos los previstos en categoría masculina y femenina. Entre ellos, los partidos de play-off para la Euro 2020 y los de clasificación para la Euro femenina de 2021. Además, se cancelan el Campeonato de Europa Sub-17 programado para mayo de 2020 y se pospone el campeonato de Europa Sub-19. Además, los secretarios generales acordaron trasladar el Europeo Sub-21 y el Europeo femenino del verano de 2021 al de 2022, en una una reordenación del calendario para poder cumplir con todos los compromisos.

Por último, y también sin llegar a un acuerdo definitivo, se acordó seguir trabajando en el calendario según avance la pandemia y se vea un escenario más claro. En cualquier caso, la UEFA no descarta, si la presente temporada invade fechas de la próxima, pedir a la Asociación de Clubes (ECA), a las Ligas Europeas y a los jugadores que acepten recortes en el formato de los Campeonatos Nacionales, que reducirían el número de equipos. También se negociaría con la FIFA un recorte de las fechas de selecciones. Porque, en último caso, si bien ha quedado claro que esta temporada la prioridad es terminar las ligas y la Champions, lo prioritario en la próxima será celebrar la Eurocopa de la UEFA y encajar en el calendario el Mundial de Clubes de la FIFA.