Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), indicó que cancelar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 no es una opción en este momento, aunque aceptó que el organismo está revisando diferentes escenarios de cara a la próxima cita olímpica.

Si bien la mayoría de los deportes en todo el mundo han sido suspendidos debido a la pandemia de coronavirus, por ahora los Juegos Olímpicos se han mantenido firmes para iniciar el 24 de julio según lo programado.

Pese a su proximidad con China, donde se originó el virus, Japón solo ha confirmado 873 casos hasta el momento. Por eso, el presidente del COI cree que todavía es posible que los Juegos Olímpicos sigan adelante.

Relacionado:  (VIDEO) ESPECTACULAR 'caño' de Riquelme... ¡sin tocar el balón!

"No estamos poniendo la cancelación de los Juegos en la agenda", dijo Bach en una entrevista con el New York Times. "Estamos comprometidos con el éxito de estos juegos. No sabemos cuál será la situación. Por supuesto, estamos considerando diferentes escenarios, pero somos distintos a muchas otras organizaciones deportivas o ligas profesionales en el sentido de que estamos a cuatro meses y medio de los Juegos", agregó.

"Lo que hace que esta crisis sea tan única y tan difícil de superar es la incertidumbre. Nadie hoy puede decir cuáles son los desarrollos mañana, cuáles son en un mes, por no mencionar en más de cuatro meses", explicó el dirigente.

Relacionado:  ¿JUGARÁ LAS OLIMPIADAS 2020? Piqué: "No me gusta cerrarle las puertas a nada"

Al mismo tiempo, Bach insistió en que la salud de todos los deportistas será prioridad por sobre cualquier interés financiero a la hora de tomar decisiones sobre el evento. "Estamos actuando de manera responsable. Se trata ante todo de proteger la salud de todos los involucrados y apoyar la contención del virus. En segundo lugar, la decisión del COI no estará determinada por ningún interés financiero", indicó.

"Las federaciones deportivas internacionales expresaron que el mundo en esta situación extremadamente difícil y preocupante necesita un símbolo de esperanza. Entonces, a nosotros, sin saber cuánto tiempo durará esto, nos gustaría que la llama olímpica sea una luz al final del túnel", cerró.