“Lo vi a Ronaldinho y él está triste en prisión. Ojalá pueda salir pronto. El solamente está triste por la situación. Sus abogados manejan todo el resto”. La frase pertenece a Pipino Cuevas, ex delantero internacional de Paraguay. De los pocos que vieron cara a cara el genio brasileño en prisión y hasta se sacó una foto.

“Hablamos de cómo está. Vamos a ver cómo podemos ayudarlo. Personalmente, creo que Ronaldinho es una víctima. Si usó los documentos que le dieron, la cuestión es de nosotros. Lo apoyo y que se esclarezca lo más rápido posible, así puede estar por lo menos con prisión domiciliaria. Es una buena persona por lo que yo siento”, amplió el ex River sobre la intimida del encuentro con el ex Barcelona.

Relacionado:  (FOTO) Afición del Bayern a Guardiola: “Nunca nos gustó”

Ronnie está hace diez días en la cárcel en Paraguay, luego de haber sido demorado durante una noche tras haber identificado que había ingresado al país con una cédula paraguaya falsa y un pasaporte adulterado. Una pequeña habitación de la Agrupación Especializada de la Policía Nacional de Asunción es el espacio donde hoy pasa horas difíciles.

“En comparación con las penitenciarías, es grande el lugar. Pero no como él está acostumbrado. Aun cuando pudo jugar al fútbol también. Está junto a su hermano, en una habitación en la que hay dos camas”, describió Cuevas. Junto a otros futbolistas están tratando de ayudar a quien fuera el 10 del Barcelona hasta el reinado de Messi.

Relacionado:  (VIDEO) LE CUMPLIÓ EL SUEÑO: Maradona y el emotivo momento con un fanático

No aceptaron su fianza

Mientras, en Paraguay, el juez Gustavo Amarilla volvió a rechazar el recurso del ex futbolista brasileño, que ofreció una millonaria fianza para poder salir en libertad domiciliaria en la misma localidad paraguaya.Tal y como contó UOL en Brasil, los abogados del ex jugador del Barcelona ofrecieron 7,5 millones de reales, o lo que es lo mismo, 1,6 millones de euros, cantidad que volvió a rechazar el juez, que argumentó que dicha cantidad no equivale con la capacidad financiera del brasileño.