El futuro de Mbappé sigue dando que hablar. Lo que es una preocupación en el PSG, es una esperanza para el Real Madrid, que ve en la joven estrella a su próximo galáctico. En un nuevo capítulo de la situación de Kylian, el medio digital ‘París United’ informaba ayer de que el PSG estaría dispuesto a abrir la puerta a muchas de sus estrellas este verano… menos a Mbappé, al que declaran intransferible. El club parisino quiere zanjar cualquier mínima duda sobre la continuidad del jugador la próxima temporada.

La alerta en torno a un futuro de Mbappé lejos de París viene dada por la proximidad del vencimiento de su contrato -junio de 2022- y el hecho de que el jugador no haya dado ninguna señal de querer renovar. Eso se ha interpretado como que el tiempo corre en contra del PSG a la hora de una venta del jugador, una vez que se entiende que ya tiene tomada la decisión de cerrar su etapa parisina. Así, si el PSG no quiere verse en la situación de que a Mbappé le reste sólo un año de contrato, este verano se marcaba en rojo para un posible traspaso que batiese todos los récords… con el Real Madrid en el punto de mira para protagonizarlo.

Relacionado:  OFICIAL: Cavani y Thiago Silva no seguirán en el PSG

Pero el PSG no tiene ninguna intención de vender a Mbappé y ni mucho menos lo da por perdido. De hecho, según ‘París United’ el hecho de que el club parisino prepare la salida de muchas de sus estrellas, incluida la de Neymar, es porque quiere ofrecer una súper oferta de renovación a Kylian que lo convertiría en el indiscutible líder del proyecto de futuro. Una oferta de renovación que todavía no ha llegado pero que se presentará en breve y que situará al crack en un estatus salarial muy difícil de igualar para cualquier otro club del mundo.

El problema es que mientras llega esa oferta de renovación, el jugador transmite señales de que no está muy por la labor de renovar. Incluso, de no estar nada contento con su situación a todos los niveles, también deportiva. Sonadas fueron sus declaraciones al final de la temporada pasada, y que supusieron el pistoletazo de salida de toda la polémica sobre su futuro en el PSG. "Es el momento de asumir responsabilidades en el PSG o en otro proyecto", dijo. Luego llegarían sus tensos desplantes a Tuchel en la actual campaña tras unas sustituciones que no le gustaron nada.

Recientemente, el diario L’Équipe abordaba en su portada la difícil relación de Mbappé con la hinchada del PSG y en especial con los ultras, a raíz de la respuesta del jugador a una pancarta durante el partido del pasado 25 de febrero ante el Girondins, con la derrota de Champions en Dortmund reciente. "Koumbaré, Gino (Ginola), Raí eran el espíritu de la victoria. Silva, Mbappé y Neymar, ¿miedo a ganar?", rezaba la pancarta, a la que no dudó en contestar. Tampoco el ‘caso de los Juegos’ ayuda, con el PSG negándose al deseo del jugador de estar en Tokio.

Relacionado:  Varane: "Mbappé tiene cualidades parecidas a Ronaldo"

Sin embargo, a pesar de la sensación de que Mbappé está tensando la cuerda y metiendo presión al PSG, el club galo prepara la ofensiva para asegurarse a su gran estrella más allá de 2022 y ‘sacarlo’ definitivamente el mercado, acabando de una vez por todas con los rumores sobre su futuro. Pero a esa intención del PSG le falta la respuesta del jugador, que en caso de rechazar la oferta de renovación -cuando se produzca- sí dejaría al conjunto francés en una situación delicada, por más que no estén dispuestos a dejarlo salir el próximo verano.Mientras, el Madrid se mantiene al acecho, pendiente de la voluntad de Mbappé y de que no se produzca esa renovación que persigue el PSG.