Marcin Bulka sorprendió al mundo del fútbol, y no precisamente por haber sido fichado por el París Saint Germain a los 20 años.

El joven arquero dio una entrevista con Foot Truck, un canal de Youtube, y ventiló muchas cosas que vivió no solo al llegar a Francia, sino en su paso por el Chelsea, donde hizo todas las inferiores.

Quien no se salvó fue Ángel Di María, hoy compañero de plantel del portero polaco, ya que el mismo reveló detalles de su rutina diaria.

Relacionado:  EN LA MIRA: Chelsea y su candidato para reemplazar a Hazard

"Hijo de puta (sic). Le encanta bromear y vacilar a todo el mundo. Tiene una rutina en los entrenos muy graciosa. Todos los días hace exactamente lo mismo. En el gimnasio, siempre tiene que usar la misma bici", comenzó relatando.

Luego, contó una anécdota: "Una vez en las duchas había siete vacías y Mitchel Bakker se estaba duchando en la que solía usar él. Ángel no quiso ducharse en otra y le dijo a Bakker que saliera. Le tuve que explicar a Mitchel que esta era la ducha de Di María porque Ángel no habla francés después de siete años en Francia. Al salir de la ducha, siempre se seca igual, primero los hombros, luego, las piernas y la cabeza".

Relacionado:  TERRIBLE: Futbolista de la selección de Honduras fue asesinado a balazos

Además, blanqueó los sentiminetos que al argentino le genera recordar su paso por el Manchester: "Odia su etapa en el United. No tiene ni un buen recuerdo allí. Cada vez que ve que ponen algún partido del United en alguna pantalla va y lo quita".