LaLiga ha denunciado ante el Comité de Competición y la Comisión Antiviolencia diversos cánticos entonados por sectores de la afición de Osasuna en el curso del partido que el cuadro rojillo disputó este domingo en El Sadar ante el Real Madrid.

El escrito publicado por la patronal denuncia los siguientes cánticos, en diversos momentos del partido: “Que puta Real Madrid”, “Madridistas hijos de puta”, “Sergio Ramos, hijo de puta”, “Ramos muérete” y “Que sí, que sí, que puta Real Madrid”.

La denuncia de la patronal también recoge el lanzamiento de un mechero a Sergio Ramos cuando el capitán merengue celebraba el segundo gol del conjunto madridista, objeto que no llegó a impactar en el futbolista y que “parece ser rápidamente recogido por un jugador local, reitrándolo fuera del terreno de juego”.

El lanzamiento de un mechero y cánticos contra Zozulia, también denunciados

También destaca LaLiga en su escrito que en los compases iniciales del segundo tiempo se entonó, por parte de “unos 400 aficionados locales y durante 20 segundos”, el cántico “Roman Zozulia, un puto nazi, lololololololo”, “acompasado por el sonido de un tambor”.

Relacionado:  "A Felipe Caicedo no lo vamos a regalar"

La denuncia recuerda que por cánticos contra Zozulia, jugador del Albacete, “tuvo que ser suspendido en el descanso” el Rayo-Albacete de hace varias jornadas. Aquella suspensión comportó el cierre parcial de Vallecas y una multa de 18.000 euros al cuadro franjirrojo, decisión que Apelación confirmó.

LaLiga destaca que en dos momentos del partido (minutos 38 y 78), Osasuna emitió a través de la megafonía del Sadar mensajes solicitando respeto y deportividad ante la reiteración de los cánticos de un sector de sus aficionados, que localiza en “el fondo sur, grada baja, accesos 12 y 13, situados tras sendas pancartas de grandes dimensiones con los lemas 1987 y Lizarra”.

Relacionado:  Arturo Vidal: “El Madrid no se echa atrás como el Atlético”

El Comité de Competición estudiará la denuncia de la patronal en sus próximas reuniones y podría imponer algún tipo de sanción económica o disciplinaria a Osasuna. Recordemos que hasta el momento, y en lo que llevamos de temporada, el cierre parcial de gradas de Vallecas es la única decisión disciplinaria, más allá de la meramente económica, que ha adoptado este órgano hasta el momento.