El delantero del FC Barcelona Luis Suárez fue operado este domingo por el Doctor Ramón Cugat mediante una artroscopia para tratar la lesión en el menisco externo de su rodilla derecha y el tiempo estimado de baja será alrededor de cuatro meses, según adelantó MD y confirmó posteriormente el FC Barcelona en un comunicado.

El uruguayo fue intervenido el pasado mes de mayo, antes de la final de la Copa del Rey, de una lesión en el menisco de su rodilla derecha pero los problemas han persistido y ha tenido que pasar de nuevo por el quirófano.

Relacionado:  (VIDEO) NADIE LO FRENA: El Barça se tomó Villareal

El FC Barcelona comunicó este sábado que el futbolista sería intervenido y que una vez finalizase la operación habría un nuevo comunicado.

Unas dolencias que le vienen del derbi en Cornellà

Una secuencia fotográfica de nuestro compañero Pere Puntí, antes del derbi del pasado sábado en Cornellà-El Prat, demuestra que Suárez ya se dolió de esa rodilla derecha durante el calentamiento antes de medirse al Espanyol.

Unos problemas que vienen de lejos

Relacionado:  Detuvieron al ex presidente del Barcelona por blanqueo de capitales

Los problemas de Luis Suárez con su rodilla derecha empezaron hace dos años. A principios de la temporada 2017/19 el uruguayo estuvo de baja y evitó pasar por el quirófano haciendo un tratamiento conservador. Aprovechó los parones de las selecciones para descansar y logró acabar la temporada sin molestias y sin operarse. El curso pasado empezó de nuevo con problemas y tanto en octubre como en noviembre volvió a sufrir por culpa de la rodilla derecha hasta que acabó operándose en mayo.