Kevin-Prince Boateng, que militó en el Barça como cedido de enero a mayo y ahora juega en la Fiorentina, habló del club azulgrana en una entrevista a la revista alemana Sport Bild. Especialmente interesantes fueron sus declaraciones sobre Ousmane Dembélé. ”Dembélé es como un niño para mí. Tienes que aceptarlo como es y sí, puede que llegue tarde a los entrenamientos de vez en cuando. Hay jugadores que lo hacen para desafiar pero con él es diferente. Simplemente es como un niño pequeño”, manifestó.

En este sentido, aseguró que “El problema, y no solo con Dembélé, es que los futbolistas jóvenes profesionales ganan demasiado dinero. No puede ser que un joven que tiene 18 años gane cuatro millones netos al año. Y si percibe eso, el dinero debe ser invertido al momento de tal modo que él lo vea lo menos posible”. Volviendo al extremo francés, Boateng intentó defenderle: “Para mí sigue siendo un niño que fue lanzado a una piscina gigante. Costó 150 millones de euros de la noche a la mañana y ni siquiera entiende cómo funciona todo”.

El internacional ghanés, de 32 años, admitió que era difícil jugar en el Barça. “Apenas jugué porque me encontraba muy por detrás de Luis Suárez”. Y se rindió finalmente a Leo Messi: “Es un fenómeno. No es humano. No lo son ni él ni Cristiano Ronaldo. Son alienígenas”.

Comunicador Social - @victorloorb - Editor e investigador editorial en Studio Fútbol desde 2014 - Director de Direct Fútbol - Panelista de Futboleros por Radio I99