Un hecho insólito ha ocurrido en el fútbol de Bolivia este sábado 3 de agosto. Y es que el partido entre el Always Ready y el Bolívar terminó con la victoria de este último por la mínima diferencia. Sin embargo, el resultado no fue el único atractivo que se vivió en la cancha.

Un hecho insólito ha ocurrido en el fútbol de Bolivia este sábado 3 de agosto. Y es que el partido entre el Always Ready y el Bolívar terminó con la victoria de este último por la mínima diferencia. Sin embargo, el resultado no fue el único atractivo que se vivió en la cancha.

Relacionado:  Zidane: "No voy a decir que vamos a ganar la Liga...Nuestro deber es creer hasta el final"

Y es que el partido ya jugaba sus últimos minutos, cuando de pronto el árbitro del encuentro decidió cobrar un penal que fue avisado por el cuarto asistente. Sin embargo, no solo estiró la mano, sino que estuvo a punto de hacer la seña del VAR.

Cabe mencionar que el penal sí fue ejecutado por William Ferreira, que cobró el penal pero tuvo que repetirse el disparo debido a que hubo una descarada invasión de área de un defensor de Bolívar. En el segundo intento, el balón pegó en el palo y el partido terminó con derrota de Always Ready.