En el último minuto de la final de la Champions League se dio un hecho completamente insólito cuando un intruso ingresó a la cancha e hizo que Cristiano Ronaldo detenga su ataque y no pueda marcar el 4 a 1 del Real Madrid sobre el Liverpool.

El intruso fue bloqueado por la seguridad de la UEFA a una distancia cercana a donde se encontraba el portugués que se molestó mucho al no poder marcar su gol en la final que su equipo terminó ganando por 3 goles a 1.

Relacionado:  Ramos llamó “cagón” al árbitro por no concederle un penal