Podría significar un punto de inflexión en la historia del fútbol. La FIFA, que hasta ahora ha alimentado su economía con base en la venta de boletos, patrocinios y derechos de TV, ha recibido una impactante oferta por la gestión de dos grandes torneos que sentarían un precedente jamás visto.

Según reveló The New York Times, un "misterioso grupo inversor" le ha ofrecido USD 25.000 millones a Gianni Infantino por obtener control absoluto de la organización del Mundial de Clubes y una liga mundial de selecciones que podría hacerse en futuro no muy lejano.

El diario neoyorquino informó que el presidente del organismo le trasladó la oferta a los miembros del Consejo de la FIFA que se llevó a cabo el mes pasado en Bogotá, pero sin develar la identidad del consorcio y pretendiendo una respuesta rápida, a lo que respondieron que necesitaban más datos y rechazaron el ofrecimiento.

Relacionado:  Miroslav Klose anunció que se retirará del fútbol al finalizar la temporada

La decisión de Infantino de poner sobre la mesa tal oferta es el fiel reflejo del fútbol mundial, donde la mayoría de los clubes están gestionados por inversionistas, quienes buscan capitalizar cada detalle de este deporte. La FIFA nunca ha vendido el control de sus eventos y menos a un fondo de inversión, pero el actual máximo dirigente busca aumentar los ingresos, estabilizar la economía de la entidad y cumplir sus ambiciosas promesas de desarrollo.

Los detalles del misterioso acuerdo

El New York Times especifica que el trato podría abarcar hasta tres ediciones de los torneos, y el consorcio decidiría incluso dónde se celebran las nuevas competiciones. La FIFA planea acabar con el actual formato del Mundial de Clubes y crear el uno con 24 equipos (12 europeos) de los cinco continentes. La fecha elegida para hacer este profundo cambio sería en 2021, ya que no habrá Eurocopa, Copa América ni Mundial.

De todas formas. la Asociación de Clubes Europeos, que representa a más de 200 de los clubes del continente, rechazó cualquier plan para crear una nueva competencia porque quieren menos partidos para proteger la salud de los jugadores. Según avanzaron, no evaluarán la creación de nuevos torneos hasta 2024.