El presidente del Olympiacos Evangelos Marinakis ha tomado una polémica decisión tras el mal resultado que obtuvo su equipo en la última fecha que lo aleja del título.

Pues a solo cuatro fechas del final de la temporada ha decidido mandar de vacaciones a toda la primera plantilla y jugar lo que resta del torneo con los jugadores del filial.

Relacionado:  (VIDEO) Aficionados brasileños celebraron la victoria de Brasil en el subterráneo

Además también decidió sancionar a sus jugadores con más de 400 mil euros por cada uno.

El Olympiacos ocupa la tercera plaza en la liga griega a seis puntos del líder AEK.

El equipo rojiblanco ha ganado nueve de las últimas diez ligas y es un clásico de la Champions League.