Un partido con clima de guerra se juega en el Único, pero el que se fue al pasto esta noche fue el director técnico de Estudiantes, Nelson Vivas, tras una polémica jugada ante Boca. “Nunca en mi vida vi algo así”, relató Tití Fernández ante las imágenes.

Luego de la ira de los mellizos Barros Schelotto por un penal no cobrado a Darío Benedetto, una fuerte salida del arquero de Boca, Rossi, golpeó al delantero de Estudiantes, en una clara falta que tampoco sancionó Silvio Trucco.

Nelson Vivas, quien ya estaba en carpeta por sus airadas protestas, explotó en un lapso de furia como pocas veces se vio en un estadio, insultó al árbitro y al línea, fue expulsado, y con la ira en ascenso se arrancó la camisa, volaron los botones y le pegó una terrible patada al micrófono del campo de juego.

El entrenador de Estudiantes fue increíblemente vitoreado por sus hinchas mientras se sacaba la camisa dejando expuesta su espalda llena de tatuajes, hecho un León.

Mira el video de la escena del fin de semana que recorrerá el mundo.