Luiz Felipe Scolari, el entrenador que dirigió a Brasil en el Mundial 2014, dijo que, luego de la derrota por 1-7 ante Alemania en la semifinal de esa competición, lloró mucho, pero que, si pudiese volver el tiempo atrás, no haría nada diferente.

“Se llora por muchas razones. A veces, es por felicidad. Pero esa fue una derrota frustrante, para llorar hasta hoy. Se llora un día, se llora otro… pasé muchos días triste. Ahora la vida continúa”, manifestó el técnico en una entrevista al diario ‘Folha de Sao Paulo’.

Scolari, de 68 años y actual entrenador del Guangzhou Evergrande (China), señaló además: “Aquel día hicieron falta Thiago Silva y Neymar. Todo salió mal, pero no haría nada diferente”.

Respecto al trabajo de Tite al frente de la selección de Brasil, el técnico campeón del mundo en 2002 destacó: “Es muy bueno. Cambió la personalidad del equipo, el ambiente, hoy tiene el grupo muy organizado. Está en el camino correcto”.

Scolari dirigió la selección de Brasil en dos etapas, entre 2001 y 2003 y de 2012 a 2014. El 9 de julio de 2014, bajo su comando, la ‘canarinha’ cayó 1-7 con Alemania, en el estadio Mineirao (Belo Horizonte), en lo que fue la derrota más abultada de su historia.