Los últimos minutos del Valencia – Barcelona que se disputó este sábado en Mestalla estuvieron marcados por algunos incidentes después de que algunos aficionados locales lanzaron objetos contra los jugadores blaugranas que celebraban el gol de Leo Messi de penalti.

El delantero argentino marcó un tanto en el último minuto de partido que daba la victoria a su equipo y se abrazó con varios de sus compañeros junto a la grada que estaba justo detrás de la portería. Neymar dijo algo mirando a la grada y comenzaron a caer objetos y una botella le dio al brasileño y a Luis Suárez.

Relacionado:  Griezmann dejó a su agente y gestionará su carrera deportiva

Tras el incidente, los dos jugadores se quedaron tendidos en la hierba y Messi, muy enfadado, recriminó airadamente a los aficionados su actitud en la acción.