Una plaga de polillas se ha convertido en la primera noticia de la final de la Euro en París. La inspección de campo por parte de Mark Clattenburg y sus ayudantes ha estado presidida por la incomodidad que los insectos provocaban al equipo arbitral.

Manotazos al aire para espantarlas y gestos para evitar que se metieran por dentro de la camiseta acompañaron a los árbitros, al igual que a Pierluigi Collina, el responsable arbitral de la UEFA.

Relacionado:  PRESENTARON LA EURO 2020: 13 sedes y Londres para la gran Final

Los jugadores de Francia y su entrenador han estado bromeando sobre el campo a causa de las polillas.