La lesión que sufrió Ezequiel Lavezzi en el partido entre Argentina y Estados Unidos por la Copa América Centenario fue uno de los sucesos que marcó el torneo por lo insólito que fue.

Un balón sin destino y el afán excesivo del jugado terminó con una fractura en el codo que lo deja afuera de la final.

Relacionado:  EN HONOR A TRUMP: Club israelí cambió su nombre

Lavezzi se lo tomó con mucho humor y publicó en sus redes sociales un montaje de su caída haciendo referencia a la disciplina del salto largo.