Este domingo se disputó la gran final de la Copa del Rey, competición de eliminatorias más prestigiosa en España. Fútbol Club Barcelona y Sevilla llegaron a esta instancia y se enfrentaron.

Los catalanes fueron superiores, pero tuvieron muchas dificultades. El partido, en el tiempo complementado, terminó empatado; no hubo goles.

Ya en la prórroga (tiempo extra), los culés se pusieron en ventaja gracias a la anotación de Jordi Alba, a los 5 minutos; y Neymar sentenció a los 121′. Al final, los dirigidos por Luis Enrique se consagraron campeones, ganaron 2-0.

Relacionado:  ¡Rafinha, cuatro meses de baja!

Como dato extra, alzar el trofeo salió un poco caro, puesto que Javier Mascherano fue expulsado y Luis Suárez salió lesionado. El goleador del Barça ya es duda para la Copa América.

Nota de: Víctor Loor Bonilla

Relacionado:  (VIDEO) SIN ENNER: Everton goleó a domicilio con triplete de Lukaku