La final de la Copa del Rey entre Barça y Sevilla se disputará finalmente el próximo 22 de mayo en el Vicente Calderón. En la reunión de la Junta directiva de la RFEF que se ha celebrado el día de hoy en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, y teniendo en cuenta las peticiones que habían hecho Barça y Sevilla por jugar en un estadio con capacidad y bien comunicado para las dos aficiones, se ha decidido que sea el Vicente Calderón el escenario de la final.

Relacionado:  Pogba: "El Madrid es un club de ensueño para todos"

Teniendo en cuenta que el Sevilla podría jugar la final de la Europa League el 18 de mayo, es decir, sólo tres días antes de la fecha fijada inicialmente para disputar la final de Copa del Rey, finalmente se ha decidido fijar la final de Copa al domingo día 22, con lo que los sevillistas tendrían un día más para poder preparar su choque ante el Barça en caso de ser finalistas de la Europa League. Además, y teniendo en cuenta que el mismo día 21 habrá un concierto de Bruce Springsteen en el Santiago Bernabéu, a nivel policial tampoco era fácil de cubrir dos acontecimientos con una afluencia de público tan elevada.

Relacionado:  ¡Cuatro partidos de sanción para Piqué!

De esta forma, el Barça volverá a disputar una final en el Vicente Calderón cuatro años después de la última vez, cuando se enfrentó al Athletic, al que ganó por 3-0. Fue la despedida de Guardiola como entrenador del Barça, que puso el colofón a su etapa en el banquillo azulgrana con 14 títulos de 19 posibles.