Sucedió en el cuarto gol del partido entre el FC Barcelona y el Celta de Vigo cuando el cuadro ‘culé’ tenía un penal a favor.

Lionel Messi se aprestaba a cobrar el penal pero decidió dar el pase para que defina Luis Suárez.

Es sin dudas una acción que se ve pocas veces a nivel mundial.

Relacionado:  El Barça, el campeón europeo con más ingresos