Tras la resolución adoptada ayer por la FIFA, el fichaje de De Gea por el Madrid queda seriamente comprometido. El portero del Manchester United era uno de los hombres clave para reforzar la plantilla madridista en el mercado veraniego de este año. Hay que recordar que el toledano estuvo a punto de recalar en las filas del cuadro madrileño el verano pasado. Tanto el Madrid como el Manchester llegaron a un acuerdo para el traspaso del internacional: 30 millones. El meta firmaría por seis temporadas. Incluso llegó a sellar su contrato como nuevo jugador madridista. Pero su documentación no llegó a entrar a tiempo en LaLiga (el plazo expiraba a las 00:00h., mientras que su documentación llegó pasada esa hora, concretamente a las 00:28h.), impidiendo que recalara de esa manera en las filas del conjunto blanco, provocando una guerra de comunicados entre uno y otro equipo.

Relacionado:  ¿CAMISETAZO? El Real Madrid puede llevarse gratis a una promesa del Barça

Así las cosas, el Madrid se había comprometido a pagar a De Gea una indemnización de diez millones de euros si finalmente no terminaba firmándolo, lo que pasó. Era una cifra por negarse a aceptar una suculenta oferta de renovación de su club, el Manchester United. Finalmente, De Gea acabó renovando contrato hasta 2019 por el conjunto inglés. Florentino Pérez negó ese acuerdo en la Asamblea del Club: “Sigo leyendo que hemos tenido que pagar 10 millones a De Gea porque no ha venido, pero es mentira”, esgrimió.

Relacionado:  Cristiano le dio una copia del Balón de Oro a Florentino Pérez

Sin embargo, todo apuntaba a que este verano sí se iba a producir ese fichaje, tras la disputa de la Eurocopa. La sanción de la FIFA impide, por ahora, ese supuesto, pero no que De Gea no haya cobrado lo que estaba acordado: los 10 millones de euros por prima de fichaje por no haberle fichado…