El argentino Lionel Messi en medio del dolor por perder la final de la Copa América, rechazó de lleno el recibir el premio al mejor jugador de la competición lo que iba a ser algo desagradable para él tras lo sucedido un año antes.

Messi en Brasil perdió la final del Mundial y recibió el premio al mejor jugador lo que generó una avalancha de críticas tanto por la designación y por el momento.

El jugador no tenía ganas de recibirlo en el Estadio Nacional y lo rechazó. Lo que no se entendió es que los organizadores no tenían un plan B y el premio quedó vacante.

Relacionado:  (VIDEO) DOBLETE DE MESSI: El Barça ganó en Escocia