Javier Mascherano dijo sentir la derrota sufrida en la final de la Copa América de Chile como “un karma” y “una tortura”.

“Perder es una tortura, una tristeza muy grande. Nosotros venimos haciendo las cosas muy bien y no se nos cae nada. Es un karma el que tenemos que vivir”, declaró Mascherano a la prensa tras dejar el Estadio Nacional de Santiago.
El mediocentro del Barcelona reconoció que “en lo personal” no encuentra “maneras de describir” la frustración, luego de perder la final.

“Ojalá en el futuro Argentina pueda ganar. No le encuentro explicación. Me tocó jugar tres finales de la Copa América (2004, 2007 y 2015) y perdimos las tres. No le puedo encontrar una explicación”, repitió Mascherano.

El argentino consideró que el equipo nacional jugó una “muy buena Copa América” y estuvo “a la altura de las circunstancias” en la definición del torneo.”Pero otra vez nos vuelve a faltar esa cuota de suerte que hay que tener en una final. Es un karma, no lo sé”, comentó.

En medio del dolor por la nueva final perdida, Mascherano sugirió la posiblidad de dejar la selección. “Queda todo muy lejos. Creo que soy uno de los más grandes y habrá que hacerse cargo de lo que venga”, resumió.

Relacionado:  CÉSPED EUROPEO – LA FERRARI: El caso del accidente de Arturo Vidal