Luego del pitazo final que le adjudicaba a Chile la primera Copa América de su historia, Messi, pese a la tristeza atendió a un pequeño niño chileno que le pidió una foto, sus gestos al aceptar reflejan la desilusión de que se le escape un tercer título de las manos con la selección argentina.

VIDEO:

Relacionado:  CONMEBOL rectifica: Neymar con un partido afuera... por el momento