Después de la ‘masacre’ protagonizada por el Bayern Münich al ‘apalear’ por seis a uno al FC Porto en el duelo de vuelta de los cuartos de final de la UEFA Champions league, el equipo dirigido por Pep Guardiola accedio a las semifinales del torneo más importante del ‘viejo continente’.

Tras el festejo con el megáfono en la mano de Thomas Müller, junto con toda la hinchada que asistió al Allianz Arena, en el camerino hubo más emoción. Los futbolistas Jerome Boateng y Rafinha comenzaron a bailar en las duchas del camerino de los bávaros para expresar su emoción por su continuidad en la presente edición de la ‘UCL’.

Nota de: Víctor Loor Bonilla

Relacionado:  Conocidos los clasificados a cuartos de la Champions