El pasado martes se hizo oficial la noticia que confirmaba la destitución del entrenador escocés del Manchester United David Moyes, debido a los malos resultados cosechados durante toda la temporada, y que su sustituto será Ryan Giggs, según confirma la página web del club.

Esto ha provocado que las acciones de la entidad inglesa aumenten en un 6%, cotizando actualmente alrededor de los 18,7 dólares, alcanzando niveles de finales de la pasada temporada.

Pese a los pésimos resultados del equipo, las acciones van a las mil maravillas, llegando a repuntar en el acumulado anual más del 20%, el doble de los 10% del año pasado. Los analistas de Boomerang se muestran cautos, ya que el 66,7% prefiere manterner las acciones, mientras que el 33,3% prefiere venderlas aprovechando la subida.

Relacionado:  DE NO CREER: Una película para adultos se proyectó 'por error' en pleno partido