Ir a la final del máximo torneo internacional de clubes es el sueño de todo hincha del fútbol. La Champions despierta pasiones a nivel mundial y por eso una empresa de bebidas de moderación auspiciante de la competición realizó este concurso en España donde tres aficionados tenían que dejar ‘plantadas’ a sus novias.

Relacionado:  Los once fichajes más inesperados del verano