Más de uno se sorprendió el día viernes cuando al momento de ver saltar a Emelec al Reina del Cisne de Loja, no vio lo habitual.

Y es que después de haber tenido una semana de trabajos normal, lo que se esperaba era ver a Esteban Dreer resguardando el pórtico azul, cosa que no sucedió.

Una pequeña molestia a nivel de abductor (muslo izquierdo) lo impidió de poder realizar trabajos pre competitivos de manera normal y el cuerpo técnico, asesorado por el médico, decidieron darle descanso.

Lo bueno para los azules es que el “rifle” ya está 100% y podrá atajar el día martes en el partido que los enfrentará a Peñarol

Relacionado:  ESTÁ DE VUELTA: Roddy Zambrano impartirá justicia en Libertadores