Una de las imágenes que nos dejó la semifinal entre Barcelona y Milan fue el gesto que tuvo Leo Messi hacia el delantero milanista, Stephan El Shaarawy.

Algunas informaciones señalaban que el argentino se negó a darle la camiseta al final del partido pero fue un malentendido. Messi esperó para entregarle su elástica en el vestuario ya que en el campo se la había prometido a Mexes.

El italo-egipcio lo destacó en su twitter: "Gracias Leo, campeón dentro y fuera del campo".

Relacionado:  Coronavirus: Confirman los tres primeros positivos en el fútbol portugués