El ídolo quiere estar el próximo fin de semana en La Bombonera y le mete presión al DT. En la práctica de fútbol se despachó con un fuerte pelotazo que le voló la gorra y los anteojos al Virrey.

Durante el entrenamiento matutino de Boca se dio un hecho insólito. En medio del partido formal que disputaron titulares y suplentes Juan Román Riquelme le pegó, sin intención, un terrible pelotazo a Carlos Bianchi que desprevenido perdió los anteojos y la gorra como consecuencia del golpe.

Relacionado:  "¿Cristiano? El mejor de todos es Messi"