Este mensaje va para jugadores, cuerpo técnico, periodismo, dirigentes del fútbol ecuatoriano e hinchas. Ayer en Guimarães los muchachos de Reinaldo Rueda consiguieron un gran triunfo, notable ante una selección con mucho pergamino actualmente como la portuguesa con Cristiano Ronaldo a la cabeza. Un 3-2 que ilusiona pero que no debe confundirse entre las marañas del triunfalismo en donde se puede caer.

En un encuentro en que el país vibró por el gol inicial de Antonio Valencia hubo pasajes del partido que Ecuador sufrió la gota gorda y hay que reconocer que el autogol de Joao Pereira cambió el curso del mismo. Me podrán decir que Ecuador hasta ese momento tuvo oportunidades pero hasta el minuto 59 los dirigidos por Paulo Bento ya estaban por delante. Ya el resto de la historia es conocida….

El resultado es gratificante, el hecho de que Ecuador ya tenga una identidad estilo Reinaldo Rueda con precisión y un esquema definido para ganarle a Portugal no es cosa de todos los días pero a la vez me da cierta sensación de que lo menos importante debe ser el Ranking FIFA o este resultado, el objetivo a final de año es asegurarse el cupo a Brasil sin dudas.

El próximo partido en la reanudación del proceso clasificatorio al Mundial es ante Paraguay que viene de imponerse 3-0 a El Salvador, los guaraníes están en el sótano de las posiciones y por eso uno debe tener más cuidado por el simple hecho de que no tienen nada que perder, su clasificación es casi una quimera.

¿Por qué Ecuador debe tener mucho más cuidado con este resultado conseguido ayer en Guimarães?

Simple, el hecho de ganarle a una potencia con el segundo mejor jugador del mundo hace que la gente te exija más a veces de manera desmedida que no conoce que cada uno de los partidos es diferente en su contexto y desarrollo. Además el equipo de Ecuador tenía una ventaja con respecto al de Paulo Bento, es un conjunto consolidado mientras que los lusos no han obtenido mucha regularidad en su juego (antes del partido ante la Tri, empataron con Irlanda del Norte de local por las eliminatorias).

Algo que también puede influir es que es un hecho que se da a notar últimamente, Ecuador explota las virtudes de jugar en Quito pero cada vez se le complica más a ciertos jugadores que inclusive la FEF ha reconocido gestiones para una cámara hiperbárica. Ahora el planteamiento de Portugal fue de ataque por lo que Ecuador pudo aprovechar con sus diversas figuras adelante, con Paraguay será diferente, seguramente aplicarán un cerrojo parecido como al boliviano que tanto costó superar.

Y por último la circunstancias de que el primero fue en una fecha FIFA y el otro en el que para mí es el torneo de selecciones más complicado previo al mundial como las Eliminatorias Sudamericanas.

Ecuador depende de sí mismo, espero y lo escrito aquí haya ayudado a bajar un poco los pies y ponerlos sobre la tierra porque lo que se viene este año es complicado. Sólo con humildad y buen fútbol podremos sacarlo adelante. Muchas gracias y espero sus comentarios.

Juan José Palacios
@jjpalaciosc

Relacionado:  Messi "Ecuador no tuvo miedo de presionarnos”