El jugador del Real Madrid sorprendió con un gran control de tacón ante el marcaje de Jordi Alba durante la semifinal de ida de la Copa del Rey. El partido terminó con un empate a uno con un fútbol trepidante.

Relacionado:  Sin juvenil hasta que regrese la Sub 20