COMPARTIR:

Fuente: Diario Olé

Lo que parecía una tierna historia para niños terminó convirtiéndose, para muchos hinchas de Boca, en poco menos que una historia de terror. Salió a la luz un peluche con los colores del club en la víspera del Día del Niño. ¿Una jirafa? No. ¿Un elefante? Tampoco. ¿Una gallina? No, pero parecido: un oso. Justo cuando la gente de River sigue recordando la final de Copa en la que brilló, sí, un tal Lucas Pratto.

La empresa que acordó con Boca la comercialización de los peluches trabaja desde hace más de diez años con el club. Hace más de un año empezó a trabajarse sobre este proyecto. Es la misma que explota las pantallas de la Bombonera y produce la revista “Solo Boca”. Para este 2019, las partes decidieron redoblar la apuesta y arreglaron lanzar una línea exclusiva de productos: almohadones con la forma del escudo, inflables para la pileta y el peluche en cuestión.

Te podría interesar:   Argentina y Colombia serían rivales de Ecuador en la próxima Fecha FIFA

Así como el equipo de básquet de Boca tiene su propia mascota (un tigre que acompaña a los muchachos en cada presentación como local), la idea era instalar de a poco a Jano (el nombre no tiene ninguna vinculación con el club) como “el” peluche de Boca.

Por eso Jano anduvo dando vueltas por la Bombonera durante las últimas dos semanas. Estuvo en el Templo contra Paranaense, con Huracán, y hasta viajó a Paraná ante Patronato. Visitó Casa Amarilla y se sacó fotos con Salvio, con Andrada, con el mismísimo Daniele De Rossi. El problema fue después.

Porque este lunes las fotos se viralizaron en las redes y los hinchas de Boca se recontracalentaron. Con el muñeco y, por supuesto también, con la dirigencia del club. Por la tarde, desde Boca informaron que el Xeneize “no tiene mascota oficial”, que “el que armó eso sabrá por qué lo hizo y a qué se expone”, que “el área de marketing ya se comunicó con el responsable y el tema pasó a manos de los abogados”.

Te podría interesar:   JUEGA PARA CREER: PES y Studio Fútbol te regalan el juego edición 2020

Olé se comunicó con los responsables de la firma y explicaron que el animal elegido nada tiene que ver con Pratto ni con ningún otro jugador. “No es ni Tevez ni Zárate ni Salvio. Mucho menos un futbolista de otro club. Es una figura que a los chicos les gusta y que de hecho ya duerme con muchos nenes en sus cunas y camas”.

Boca no reparó en revisar el producto antes de que llegara al mercado. El contrato hablaba de un “peluche”, y nadie se avivó de los dolores de cabeza que podía traer cuando los jugadores posaron sonrientes con la criatura en brazos. Si bien el peluche llegará a las jugueterías en estos días, ya puede conseguirse en una línea de supermercados y otros locales. Jano no estará solo. Lo acompañará un muñeco parecido con la camiseta de River, con rasgos de oso mucho más definidos.

Te podría interesar:   ¿Volverá Maradona a ser DT?

EL COMUNICADO QUE PUBLICÓ BOCA

Ante la promoción sin consentimiento de una mascota oficial de la institución, el Club Atlético Boca Juniors se ve en la obligación de aclarar que no hizo ninguna búsqueda ni selección de mascota para representar al club ni está en sus planes tenerla.

Como acostumbra con múltiples productos, Boca cerró un acuerdo con un licenciatario para realizar muñecos de peluche con su camiseta, pero de ninguna manera uno de ellos se convertiría en la mascota oficial.

Los responsables del club ya se contactaron con la empresa licenciataria y el tema se encuentra en manos de los abogados de la institución.