COMPARTIR:

Fuente: MD

“Cuando hago algo todo se magnifica”, en estos términos se ha referido Sergio Ramos sobre la polémica que le ha acompañado desde la disputa de la final de la Champions contra el Liverpool. Al central del Madrid le acusan de lesionar a Salah en el minuto 24 y de golpear a Kariusprovocando una conmoción cerebral en el portero alemán antes de sus clamorosos errores.

“Se la ha dado una bola que no veas. Dicen que le hago una llave de judo, pero él me agarra del brazo y yo caigo al otro lado. Además se lesiona el otro brazo”, ha narrado Ramos, “si se hubiera infiltrado en el descanso podría haber continuado, yo le he hecho”, ha aseverado el capitán de la Roja en un acto con la Selección.

“He hablado con Salah por mensaje y está bien”, ha detallado Ramos, siempre en el centro del huracán, “cuando Ramos hace algo siempre se destaca más, debe ser por los años que llevo en el Madrid”.

El futbolista sevillano ha tirado también de ironía para echar balones fuera. “Ahora dice el portero que le provoqué una conmoción. Solo falta que Firmino diga que está resfriado porque le cayó una gota de sudor mío”, ha dicho entre risas.