COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El fair-play ya es solo un mal recuerdo para el PSG. Después de tres temporadas siendo examinado con lupa por la UEFA, el pasado mes de abril logró sacarse esta losa de encima. Durante este periodo, el club tuvo que regirse a unas restricciones financieras económicas que iban en función de los ingresos y los gastos de las últimas dos temporadas (aproximadamente unos 60 millones de euros).

Ahora, después de este control, el PSG ha recuperado su autonomía y el club podría actuar con total libertad este verano por lo que si tiene necesidad y Qatar accede a sus pretensiones podría batir todos los récords en el mercado de fichajes de este verano. No tendrá manga ancha para lo que quiera pero sí mucha mayor libertad.

VENTAS

Es más, si efectúa alguna venta a partir del 1 de julio, ayudará aún más a engrosar las posibilidades financieras del club este verano. Al mismo tiempo, hay que tener en cuenta que las compras no se contabilizan de forma completa porque se tiene en cuenta la amortización, resultado de dividir el coste del traspaso por los años de contrato más el salario.

Total, y siempre según informaciones de Le Parisien, si el PSG vende este verano por valor de unos 30 millones de euros (un objetivo que consideran realista), el club estaría autorizado a gastar entre 150 y 200 millones de euros.

NEYMAR

En este contexto vuelve a aparecer la opción Neymar, un jugador con el que el club parisino ya estuvo negociando el pasado verano. Dada la tensa relación con el PSG, el Barcelona puede prepararse para una nueva embestida.

Hay que recordar que el Barcelona suspira por dos jugadores que están en la plantilla del PSG como Verratti y Marquinhos.