COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Barcelona está pasando por un momento no tan bueno en lo futbolístico, sus jugadores, según han comentado ellos mismos, están comprometidos con sacar el proyecto adelante.

La única manera de hacerlo es ganando, y esa es la premisa básica que tendrán los amarillos al viajar a Quito y enfrentar a SDQuito por la quinta fecha del torneo ecuatoriano Copa Pilsener.

El sector que más críticas ha recibido en las últimas presentaciones es, antagónicamente, el que el año pasado daba total seguridad, la defensa.

La última presentación de los amarillos demostró que la retaguardia tiene problemas desde coordinación hasta comunicación, cosa que no ha sido fácil de digerir para Costas.

La idea de Costas es poder sumar a dos carrileros rápidos como Nazareno y Paredes al ataque y que se deslinden (un poco) de tareas defensivas, la no presencia de Jairo Campos dificulta un poco estructurar una línea de 3 que el año pasado contaba con el apoyo de Renzo Revoredo y Miguel Ibarra por los costados.

Ante la posible salida de JL Perlaza por temas físicos (y también pensando en lo que será el partido vs Boca) Costas estudia la incursión de Víctor Valarezo, jugador que no contó con muchos minutos el año pasado peor que supo responder.

Ante esto, es inminente la decisión de Gustavo Costas de mantener la tan comentada línea de 3 que ayudó a los amarillos a quedar campeones

Te podría interesar:   LDU ACLARÓ por qué exhibió sus Copas en la Fecha 2