Inter no jugó bien y sufrió más de lo previsto, pero logró el pase a los cuartos de final y en el estadio Giuseppe Meazza y por los octavos de final de la Coppa Italia.

Parma comenzó en ventaja y estuvo cerca de dar la sorpresa, pero el cuadro local reaccionó a tiempo para imponerse por 2-1 en tiempo suplementario.

Comunicación - Editor y redactor de Studio Fútbol