La Selección de Alemania salió al campo del Estadio Internacional Khalifa con el objetivo de arrancar bien la Copa del Mundo pero también con la consigna de dejar en clara su postura sobre los derechos humanos en Qatar.

Los alemanes decidieron hacer un gesto de taparse la boca durante la foto oficial en una imagen que ya da la vuelta al mundo.

Ellos, junto a varias selecciones europeas, tenían la idea de portar la cinta ‘One Love’ pero por posibles sanciones deportivas y económicas tuvieron que descartar la intención.

Luego, la cuenta oficial de la selección tetracampeona del mundo publicó el siguiente mensaje en sus redes sociales ratificando el acto:

“Queríamos usar nuestro brazalete de capitán para defender los valores que tenemos en la selección de Alemania: diversidad y respeto mutuo. Junto con otras naciones, queríamos que nuestra voz se escuchara”.

“No se trataba de hacer una declaración política: los derechos humanos no son negociables. Eso debería darse por sentado, pero todavía no es el caso. Por eso este mensaje es tan importante para nosotros”.

“Negarnos el brazalete es lo mismo que negarnos una voz. Mantenemos nuestra posición”.