Xavi Hernández fue el protagonista este lunes de una charla en el Santander Work Café de Barcelona, en el que presentó las novedades del Campus Xavi by Santander, que el próximo verano celebrará su 25 aniversario. El técnico azulgrana hizo un repaso a la actualidad del Barça y a la del Mundial junto a Felipe Martín, Director de Medios, Marketing on Line, Patrocinios y Eventos Marketing Santander España.

Xavi explicó que está aprovechando el parón “para desconectar, porque esta semana se ha cumplido un año de mi debut y ha sido una montaña rusa de emociones. En LaLiga estamos muy bien, pero en la Champions no hemos dado la talla” y admitió que no es sencillo ser entrenador del Barça: “Eres juzgado, criticado… se sufre en el banquillo del Barça, no es fácil de gestionar si además eres de la casa”. En ese sentido, bromeó comentando que “un año en el banquillo del Camp Nou equivale a diez”.

Cuestionado por su futuro, Xavi reiteró que “dependerá de los resultados, cualquier entrenador de élite está a la expensa de los resultados. Se han generado unas expectativas muy altas y debemos estar ahí, vamos a competir las competiciones nacionales, somos líderes en la Liga y vamos a competir la Europa League”. Reconoció que “llegar líderes al parón ha sido muy importante, en especial para calmar al entorno” y explicó que “ya estamos preparando la segunda parte de la temporada, que es atípica con el Mundial por medio. Habrá que tener en cuenta el aspecto físico y también el anímico, de aquellos que no hayan cumplido en Doha sus expectativas”.

El técnico fue contundente tras conocerse la sanción a Lewandowski y aseguró que “vamos a recurrir, creemos que es una sanción excesiva, porque fue un gesto impulsivo, él ya lo explicó perfectamente, es demasiado castigo y a ver si la podemos rebajar. Robert es un ejemplo de conducta, siempre lo ha sido, por eso creemos que es excesiva”.

Recordó que “tras haber caído en la Champions, la Liga es el principal objetivo” y también apuntó a la Europa League y el resto de competiciones nacionales.

Sobre el Mundial, destacó que “veo a Brasil Argentina un peldaño por encima del resto”, señaló que “Messi llega muy motivado y estos seis meses hemos vuelto a ver al mejor Messi” y se mostró optimista con España: “Les auguro un muy buen Mundial, soy optimista pese a que el entono de la selección es crítico y exigente. Luis Enrique es un líder natural y tiene mucha personalidad”.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO