Además de la sanción de tres encuentros a Robert Lewandowski, destaca la impuesta por el Comité de Competición a Gerard Piqué, ya retirado del fútbol, de cuatro encuentros que el órgano disciplinario resume así: “Suspender por 4 partidos a D. Gerard Piqué Bernabeu, en virtud del artículo/s 99 del Código Disciplinario, considerando que los hechos recogidos en el acta se realizan en una unidad de acción, con multa accesoria al club en cuantía de 1400,00 euros y de 2400,00 euros al infractor en aplicación del art. 52″

Por un lado está el motivo por el que le suspenden cuatro encuentros, que ya no cumplirá al haber abandonado el fútbol en activo. Le aplican el artículo 99 relativo a insultos u ofensas al estamento arbitral que dice lo siguiente: “Insultar, ofender o dirigirse en términos o actitudes injuriosas al/a la árbitro/a principal, asistentes/as, cuarto/a árbitro/a, directivos/as o autoridades deportivas, salvo que constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos.”

Al ser una sanción de carácter grave, de haberla tenido que cumplir, habría sido desde el derbi catalán ante el Espanyol, la primera eliminatoria de Copa en enero del 2023, el choque ante el Atlético de Madrid y la semifinal de la Supercopa de España ante el Betis del 12 de enero. Se cumplen en todas las competiciones.

Y luego está la multa económica de casi 4.000 euros que tendrá que abonar el club. Por un lado los 2400 que responden a la gravedad de la sanción, tal y como recoge el artículo 52. Las graves oscilan entre 601,01 a 3.005,06 euros. Luego esto supone que le aplican el grado medio de la cuantía económica. La multa, como recoge el mismo artículo “Tratándose de futbolistas, técnicos/as, directivos/as o auxiliares las multas impuestas serán abonadas, en todo caso, por el club en el que presten sus servicios”.

Pero ese mismo artículo expone que “en las competiciones de carácter profesional, la sanción de amonestación de directivos/as, futbolistas, entrenadores/as y auxiliares llevará consigo, para el club de que se trate, multa accesoria en cuantía de 180 euros cuando se trate de equipos adscritos a Primera División, y de 90 euros cuando se trate de equipos adscritos a Segunda División. La sanción de suspensión conllevará multa por importe de 350 euros, cuando se trate equipos adscritos a Primera División, y de 200 euros cuando se trate de equipos adscritos a Segunda División, por cada partido o semana que abarque. Tratándose de jugadores/as, técnicos/as, directivos/as o auxiliares con contrato profesional e inscritos en competiciones de carácter profesional, se les impondrá, con independencia de la sanción pecuniaria que corresponda al club a tenor de lo que prevé el párrafo anterior, una multa en cuantía de 600 euros”. Todos estos condicionantes explican los otros 2.400 euros que tendrá que abonar el club azulgrana por la expulsión de Piqué, que también puede recurrir ante el Comité de Apelación.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO