Ya se conoce la sanción a Robert Lewandowski y a Gerard Piqué tras sus expulsiones en la última jornada en El Sadar ante Osasuna. El delantero polaco ha sido sancionado por el Comité de Competición con un total de tres partidos, uno por la expulsión por doble amarilla y dos por “menosprecio o desconsideración” al árbitro, Gil Manzano, cuando marchándose hacia el túnel de vestuarios hizo un gesto tocándose la nariz. Por su parte, el central azulgrana, ya retirado, ha sido castigado con cuatro partidos, por “insultos, ofensas verbales y actitudes injuriosas”, cuando en el descanso salió del banquillo para quejarse al colegiado. El Barça recurrirá la sanción a Apelación. Tiene diez días para presentar recurso.

Lewandowski se perderá pues los partidos de Liga contra el Espanyol en el Camp Nou (30 o 31 de diciembre) y ante el Atlético de Madrid en el Civitas Metropolitano (7 u 8 de enero), y a la vuelta de la Supercopa de España, también el duelo en casa contra el Getafe (12 de enero). Piqué, por su parte, ya retirado, no llegará a cumplir la sanción. Un grave contratiempo para el conjunto de Xavi Hernández, que se quedará para estos importantes partidos ligueros, a la vuelta del Mundial de Qatar, sin la gran arma ofensiva del equipo, autor del 40% de los goles (13 en Liga y 5 en Champions) de los azulgrana esta temporada.

“Llevarse el dedo a la nariz”

En el acta arbitral, Gil Manzano, tras una polémica actuación ya que en el gol de Osasuna no vio una clara falta sobre Marcos Alonso, redactó sobre la reacción de Lewandowski: “Una vez expulsado y cuando se dirigía hacia la salida del campo, el jugador realizó dos veces un gesto de desaprobación de la decisión arbitral, consistente en llevarse el dedo a la nariz, y apuntando después con el pulgar hacia el árbitro. Cuando se disponía a abandonar el terreno de juego, repitió de nuevo el gesto mirando hacia el árbitro asistente Nº 1 y delante del cuarto árbitro”. El polaco explicó el día siguiente que este gesto no iba dirigido al colegiado extremeño sino a su entrenador, Xavi Hernández, ya que unos días antes habían hablado “de tener cuidado si nos sacaban una primera tarjeta”.

Respecto a la sanción de Piqué, el acta arbitral redactó: “Fue expulsado por el siguiente motivo: Una vez finalizado el primer tiempo, estando ya en el interior del túnel de vestuarios, por dirigirse a mí en los siguientes términos: “¿Has visto qué córner nos has pitado? Eres el árbitro que más nos ha jodido con diferencia. Una vez comunicada al Delegado de Club la expulsión de este jugador, este continuó repitiendo las mismas expresiones descritas en el apartado de Expulsiones, teniendo que ser introducido en su vestuario por personal de su club, mientras se dirigía a mí en los siguientes términos: “¡Es una puta vergüenza, me cago en tu puta madre!”. El propio Piqué, sin embargo, aseguró que estas palabras, no las pronunció él sino un compañero suyo.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO