Eden Hazard, al contrario que en el Real Madrid, es una voz autorizada en Bélgica. Es el capitán del equipo nacional, ni más ni menos, y como tal, ha sido el primero en hablar y mostrar las primeras sensaciones del grupo de Roberto Martínez en el inicio de la concentración para el Mundial de Qatar.

Pero más allá de la cita mundialista, el jugador ha sido preguntado por su situación en el Real Madrid, donde no juega como le gustaría y acumula varios meses en el banquillo pese a que está en perfectas condiciones para jugar.

“No quiero marcharme del Real Madrid. Quizás mi situación cambie después de la Copa del Mundo pero es difícil demostrar bien si no juego”, comenzó diciendo el belga con un claro mensaje hacia Ancelotti.

Sin embargo, enseguida rebajó sus pretensiones y apuntó: “Es el entrenador quien toma las decisiones. Yo quiero jugar y demostrar que puedo jugar más pero si no tienes minutos es muy difícil hacer eso”, sentenció.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO