Para meterse de lleno en la cuenta regresiva de cara a la Copa del Mundo Qatar 2022, Sebastián Vignolo visitó a Lionel Messi, que le abrió las puertas de su casa en París para hablar En Primera Persona.

En un mano a mano imperdible, El Pollo entrevistó en la Ciudad Luz al emblema y capitán de la Selección Argentina y conversaron sobre la intimidad familiar de los Messi, sus sueños y el futuro. A continuación, las mejores frases de La Pulga:

SOBRE SU INTIMIDAD, SU FAMILIA Y SU VIDA EN PARÍS:

“Soy normal como cualquiera, a veces la gente se imagina cualquier cosa. A mí me educaron de una manera de chiquito, con los valores que me inculcaron mi viejo y mi vieja. Eso lo reforcé en Barcelona, un club con valores muy marcados. Siempre crecí con esa filosofía”.

“Tengo pocos amigos, amigos de verdad. Siempre me refugié mucho en mi familia. Me siento feliz estando con ellos, no necesito mucho más. Ser Messi te saca algunas cosas y a veces también zafo por eso jaja. Pero la verdad que me pierdo muchas de esas cosas, lo sufren mis hijos porque nos prohibimos de hacer muchas cosas. Estaría bueno tener un momento solo con tu familia, pasar desapercibido. Cuando podemos hacemos nuestras salidas familiares”.

“Soy un tipo muy feliz. Gracias a Dios tengo la suerte de hacer lo que soñé desde chiquito. Tengo una familia maravillosa y mis amigos, eso es lo más importante”.

“Tengo mi lado romántico, a veces lo saco a relucir. Hace muchos años que estamos con mi mujer”.

Sobre su mudanza a París: “Los chicos son los que mejor se adaptaron. Era lo que más nos preocupaba y fue lo más fácil de todo…que ellos arranquen la escuela, que hagan nuevos amigos, fue algo muy normal, muy sencillo. Sufríamos mucho por eso. Me acuerdo de dejarlos en el cole e irnos llorando, sufriendo por ellos y la verdad que nos hicimos la cabeza al pedo porque fue espectacular. En Barcelona teníamos la vida hecha, llegar a un lugar nuevo con un idioma diferente no es fácil. Creíamos que la iban a pasar mal y nada que ver, todo lo contrario”.

“Entre Anto y yo, yo soy el que más lo caga a pedos. Ella es la que más tiempo pasa con ellos porque yo viajo, estoy mucho tiempo afuera. A mí me dan un poco más de bola, más cagazo cuando les pongo los puntos…a veces por demás. Porque intento que aprendan a valorar las cosas, que hay que ganarse las cosas día a día y no que porque tienen la suerte de tener mucho se crean que es fácil”.

“Quiero que mis hijos hagan lo que les haga felices. Les encanta el fútbol, donde pueden se buscan una canchita y una pelota. En un club más profesional te exigen, yo prefiero que vayan a una escuelita con los amigos. No los dejo ganar… bueno de vez en cuanto. Mateo es igual a mí de chiquito, no le gusta perder a nada, pierde y hace quilombo. Lo que era yo, no sabe perder, no le gusta perder. es nada que ver a Thiago, que es tranquilo, es un fenómeno, es buenito. Ciro todavía no definió bien su personalidad, lo copia mucho a Mateo y se ponen en contra del más grande”.

“La derrota me sigue doliendo. Me jode perder, no hacer un buen partido, no jugar bien, no disfrutar adentro de una cancha. Aprendí a perder porque son muchos años de carrera y me tomó muchísimas veces”.

SOBRE QATAR Y SUS RECUERDOS DE LAS COPAS DEL MUNDO

“Muchos chicos van a jugar su primer Mundial, su primer partido, quieras o no esa ansiedad no sabes cómo la va a manejar cada uno. Va a estar lleno de argentinos y eso hace que juegues más acelerado. Es importantísimo ganar el primer partido y no va a ser fácil. El Mundial pasado creíamos que iba a ser fácil, que íbamos a ser primeros del grupo y estábamos mirando los cruces…y no”.

“Hay ansiedad, nervios por el Mundial. El es último, cómo nos va a ir. No vemos la hora de que llegue, pero está el cagazo de que nos vaya bien. Llegamos en un buen momento, con un grupo muy armado y muy fuerte, pero puede pasar de todo. Todos los partidos son dificilísimos. No siempre los favoritos son los que terminan ganando o haciendo el camino que uno esperaba. No sé si somos los grandes candidatos, pero Argentina es candidato siempre, por su historia y lo que significa. Pero no somos los máximos favoritos, hay otras selecciones que están por encima de nosotros”.

“Es mi último Mundial. Seguramente sí. Me siento bien, físicamente, pude hacer una pretemporada muy buena este año que no había podido hacer el año anterior, fue fundamental para empezar de otra manera y para llegar como llegué, con mucha mentalidad y mucha ilusión”.

Sobre el Mundial 2010: “Tuve una lesión antes en Barcelona, venía jugando pero llegué al Mundial sin haber jugado los últimos meses. Jugué contra Holanda, contra México y después ya con Alemania no jugué. Teníamos una gran selección, un gran plantel, pero nos agarró Alemania”.

“En 2014 teníamos un grupo espectacular. Veníamos a los golpes después de la Copa América, unas malas Eliminatorias y ganamos y a partir de ahí no perdimos más, nos fuimos fortaleciendo y no paramos hasta la final, que merecíamos ganar”.

“En 2018 no llegamos bien, nos costó clasificar en las Eliminatorias. Hubo mucho cambio, mucho quilombo en el medio, con cambio de entrenadores, de jugadores. Terminamos mal, pero sigo pensando que si hubiéramos ganado el primer partido hubiera sido totalmente diferente”.

SOBRE SU PROCESO Y PRESENTE EN LA SELECCIÓN

“Hace un tiempo que disfruto de jugar con la Selección. Cuando empezaron las críticas, empezaron a matar feo por no ser campeones. Hacíamos todo bien, incluso no perdíamos porque era por penales. Después vino todo este proceso hasta Rusia que fue jodido porque pasaron muchas cosas en el medio y después en 2019 un grupo totalmente nuevo, fue una Copa América que nos sirvió muchísimo para lo que vino. Dejamos buenas sensaciones contra Brasil y a partir de ahí arrancó todo”.

“Comparto mucho el proceso del Mundial el 2014 porque es un grupo muy similar, donde nos llevábamos bárbaro, no veíamos la hora de que lleguen los partidos de Selección para estar juntos, nos quedaba corto el tiempo. Veo cosas muy parecidas al 2014 a nivel de grupo, sobre todo”.

“Yo soy uno más del grupo, intento integrarme yo a ellos, porque eran todos chicos jóvenes que ya se conocían. Yo llegué más tarde y me esforcé por integrarme a ellos, intenté acercarme a ellos”.

“Scaloni es una persona muy cercana, que habla muchísimo con el jugador, que intenta estar siempre para lo que sea. Es una persona que lo vive muchísimo, trabaja por y para el fútbol, le encanta lo que hace y sufre muchísimo los partidos. Se merece todo lo que vivió porque no fue fácil el proceso que le tocó agarrar…él fue el que armó todo esto”.

“Obvio que extraño al Kun, dormía con él, fueron muchos años de concentración, tenemos una amistad. Ahora se soltó más, hubo momentos en los que estaba más tranquilo o pensativo, ahora no le importa nada. Lo que piensa lo dice, él vive de esa manera, siempre fue un inconsciente lindo, porque no tiene maldad ninguna, es un ser humano espectacular. Siempre que habla se manda alguna, a veces no mide, pero lo hace de inocente”.

SOBRE LA COPA AMÉRICA GANADA Y SU AMOR POR ARGENTINA

“No podía creerlo, no puedo explicar. Es uno de los objetivos que me faltaba para cerrar todo. Era fundamental para mí ganar algo con la Selección, sino siempre me iba a quedar la espinita de las finales perdidas”.

“Me hubiese gustado disfrutar de la gente argentina, es una locura cómo lo vivió el país, los días después. La gente está loca con la Selección, ilusionada. Por eso está bueno bajar los decibeles, le vamos a pelear de igual a igual a cualquiera pero no nos creamos que somos los campeones. Porque nosotros nos creemos que le vamos a pasar por encima a cualquiera y no es tan así. El primer partido va a ser clave”.

“Hay una generación de chicos que creció conmigo que me banca, que aprendieron que no todo es ganar. Hay un camino recorrido que la gente disfrutó muchísimo, Brasil se llenó de argentinos. La Copa América también, hacía mucho tiempo que Argentina no llegaba a finales”.

“Hoy por hoy la gente argentina conmigo es incondicional. Yo soy un agradecido por haber vivido lo que viví y disfruté. Fue muy especial”.

SOBRE SU FUTURO

“No pienso en lo conseguido, estoy siempre pensando en lo que va a venir”.

“No voy a ser entrenador, pero Zidane decía eso y después fue técnico y campeón de Champions. Me gusta la dirección deportiva, el armado de grupo, acompañar al técnico, pero tampoco lo tengo claro al cien por ciento”.

FUENTE: ESPN.