Neymar cerró la victoria del PSG frente al Maccabi Haifa (1-3) y al celebrar su tanto como viene haciéndolo en los últimos tiempos, moviendo sus manos al lado de su cara, el colegiado alemán Siebert le sacó la amarilla al considerar que estaba realizando una mofa hacia el público o sus rivales.

El brasileño, que se encaró con el colegiado tras ver la amarilla y protestarle, acudió a sus redes sociales tras el partido para mostrar su desacuerdo con la acción.

“La amarilla ha sido una falta de respeto total contra el futbolista. Este tipo de cosas no pueden pasar. Me llevé la amarilla simplemente por no haber hecho nada y me siguen perjudicando”.

Además también pidió de forma irónica a Siebert que “liberara la celebración”.

VIDEO:

FUENTE: MARCA.