SEVILLA, SPAIN - SEPTEMBER 6: Erling Haaland of Manchester City scores the third goal 0-3 during the UEFA Champions League match between Sevilla v Manchester City at the Estadio Ramon Sanchez Pizjuan on September 6, 2022 in Sevilla Spain (Photo by David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images)

El camino hacia la cima del fútbol mundial es largo y pocos se pueden permitir el camino de recorrerlo sin caer antes de lo esperado. Muchos son los que llegan a sus puertas o recorren algunas primeras etapas. Este, gracias a los partidos y las actuaciones sobre el verde, criba con crudeza el grupo de caminantes que pueden continuar por la senda.

Hacia la cima siempre hay que escalar y cada uno de los que coronaron, lo hicieron a distintas velocidades. Aún dominada por Messi y Cristiano, ambos se alternaron llegando más o menos rápido, pero los dos marcados como sus herederos pretenden romper también sus récords de precocidad. Estos no son otros que Kylian Mbappé y Erling Haaland.

Ambos jugaron a la vez sus respectivos encuentros de la primera jornada de la Liga de Campeones. Los dos eran las máximas atracciones en el Sánchez Pizjuán ante el Sevilla y el Parque de los Príncipes ante la Juventus.

En París, Mbappé reventó la red y el partido en poco más de 20 minutos. En el cinco, Neymar se inventó un globo que sorteó la defensa por arriba. Cerca de tocar tierra, el francés la empaló con su diestra. Su gol 34 en Europa. El 35 fue otro remate de primeras tras una pared. Voraz y hasta violento. Uno marcaba un nuevo hito. El de Bondy se convertía en el jugador más joven en alcanzar los 35 goles en la Champions con apenas 23 años y 260 días. Misma edad con la que ya roza el top 20 (es el 21) de la historia de la competición, a uno de todo un mito como Ferenc Puskas.

Con sus goles batió un récord de precocidad de su compañero ayer sobre el verde, Leo Messi, que alcanzó esta cifra apenas 47 días después. El francés ya situó su nombre por encima del argentino en otra lista, pero alguien corrió más que ellos dos y fue el noruego Haaland.

El nacido en Leeds rompió dos récords a falta de uno. El primero, por joven, el segundo, y más meritorio aún, por veloz. Haaland debutó con doblete en la Champions después de enlazar unas semanas de prolífica caza en Inglaterra con 10 goles en seis partidos. En el Pizjuán, voló para hacer el primero y embocar un centro plano de De Bruyne. Para el segundo, se mantuvo atento a un posible rechace a tiro de Foden que no dudó en empujar a la red con tremenda facilidad.

Estos dos goles fueron los número 24 y 25 de Haaland batiendo a Van Nistelrooy y al propio Kylian Mbappé. Haaland corrió más que el delantero neerlandés, ahora entrenador del PSV, llegando a esta cifra en solo 20 partidos elevando su promedio de goles a 1,25 en Europa. Para llegar a esta marca, Van Nistelrooy, sexto máximo goleador histórico de esta competición, necesitó diez encuentros más.

33 días sirvieron para marcar la diferencia entre Mbappé y Haaland, al ser el noruego un mes más joven cuando alcanzó ayer en el Pizjuán la mitad de la segunda decena de tantos. Unos números que ya le colocan entre los cincuenta mejores goleades que ha visto la Champions (puesto 45 empatado con Simone, Dzeko, Higuaín y Scholes).

TOMADO DE DIARIO AS

Comunicador Social - @victorloorb - Editor e investigador editorial en Studio Fútbol desde 2014 - Director de Direct Fútbol desde 2018 - Panelista del programa Futboleros en WQ Radio desde 2022