Pochettino ya es historia en el PSG, destituido pocas horas antes de que el cuadro parisino presentara a Christophe Galtier como su nuevo entrenador. Después de semanas de negociaciones intensas para acordar el finiquito del argentino y otras tantas para desbloquear la salida del francés del Niza, este se convierte en el séptimo inquilino del banquillo de la era Qatar en el club. La Champions, como a todos sus colegas anteriores, será su gran exigencia.

Galtier ha hablado de “exigencia, respeto, trabajo duro y compromiso” para hacer del PSG un equipo sólido. En su primera comparecencia ha asegurado sentirse preparado para el complicado reto de dirigir a un vestuario plagado de futbolistas mediáticos, y ha valorado que su buena relación profesional con Luis Campos fue importante para acabar en París. Estas fueron sus primeras reacciones en su presentación.

La gestión del vestuario: “Son jugadores que quieren ganar y tener éxito. Aún no he hablado con ellos, pero es un privilegio enorme poder gestionar un equipo de clase mundial. Sé la responsabilidad que tengo. No he venido a ser un revolucionario ni a cambiarlo todo, pero tenemos que ir en la misma dirección. Tenemos que tener un proyecto en común. Quien no esté dispuesto, tendrá que marcharse”.

Neymar: “Su calidad está fuera de toda duda. ¿Quién no querría entrenarle? Tengo una idea clara de lo que espero de él. Cuando le vea esta tarde hablaremos, quiero ver qué expectativas tiene. Le quiero en el PSG”.

Mbappé: “Como entrenador estoy muy contento de que decidiera quedarse. Es bueno para el PSG y para la liga. En cualqueir caso no podemos traspasarle toda la responsabilidad a él. Todas las grandes individualidades tienen que ponerse al servicio del colectivo. Pero insisto, no hay que ponerle más presión de la que ya tiene”.

El dilema entre Keylor Navas y Donnarumma: “Me veré con ellos en breve, pero no puedo avanzar nada aún. Normalmente en mi carrera he tenido a un número uno y a un número dos. Trabajar de esta forma es más fácil y se gestiona mejor”.

Luis Campos: “Hemos trabajado tres años juntos en el Lille, y tenemos un diálogo frecuente. Antes de venir hemos hablado mucho, por supuesto. También con Al Khelaifi. Luis Campos se encargará de los fichajes pero no vendrá nadie sin mi consentimiento. Él conoce mejor que nadie a los futbolistas y a sus entornos, pero no tomaremos ninguna decisión importante sin consultarnos el uno al otro”.

Qué tipo de entrenador es: “Soy un tipo exigente. Quiero que mis futbolistas sean felices, pero que lo sean a través del trabajo y del esfuerzo. De todos modos no podemos tener una plantilla tan larga. Hay que reducirla porque si hay jugadores infelices, eso repercute negativamente al grupo”.

Ser de Marsella no es un problema: “Nací allí, es un hecho. Pero soy un apasionado de mi trabajo, quiero ganar y entrenar a los mejores. Y no hay mejor sitio para hacerlo que en el PSG”.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO

Comunicador Social - @victorloorb - Editor e investigador editorial en Studio Fútbol desde 2014 - Director de Direct Fútbol - Panelista de Futboleros por Radio I99