Tremendo accidente en el arranque del GP de Gran Bretaña de F1 2022. En la parte central de la parrilla, Pierer Gasly se encontró entre medias de George Russell y Ganyu Zhou y ello provocó un toque que acabó con una acción muy peligrosa, con el piloto chino recorriendo muchos metros a alta velocidad con el coche boca abajo e incluso subiéndose a las barreras e impactando contra la valla de protección que separa la pista de los espectadores que había en la grada de la curva 1.

Pierre Gasly tocó a Russell en plena aceleración, en la salida. George, que estaba a su derecha, perdió el control de su coche y le dio un fuerte golpe a Zhou, que estaba acelerando en la parte izquierda. Fue el ‘tipico’ bocadillo, pero en este caso, todo empeoró porque las ruedas delanteras de Russell y Zhou se tocaron y eso hizo que el Alfa Romeo se levantara. El impacto fue tan fuerte que el Alfa Romeo se puso boca abajo y recorrió así toda la escapatoria hasta dar un último salto por encima de las protecciones.

La realización televisiva no dio imágenes del accidente hasta 26 minutos después, tan solo de los coches dañados de Gasly Russell, así como Albon o Esteban Ocon, que también habían dañado su monoplazas en el arranque, pero no mostraron el vehículo del piloto chino hasta el citado instante.

Sin embargo, Alfa Romeo tranquilizó antes a todos asegurando que el piloto se encontraba bien y ‘Sky Sports’ apuntaba que Guanyu estaba fuera del coche, en camilla y con movilidad. Y posteriormente, que estaba siendo trasladado al centro médico.

La carrera se paró con bandera roja y se reanudaría de nuevo en parado. Pero lo más importante era que Zhou se encontraba bien y que de nuevo, el Halo había salvado una vida. Este domingo, esta pieza de seguridad para la cabeza de los pilotos salvó dos vidas, la de Zhou y la de Nissany.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO


Comunicación - Editor y redactor de Studio Fútbol