Andrés García, DT del Orense, comentó muchas cosas sobre su vida y su función dentro del fútbol ecuatoriano en una extensa entrevista para el prestigioso medio español MARCA.

Destacó lo realizado por su club a nivel organizacional: “A nivel social el club está creciendo. En la ciudad hay muchos seguidores de antiguos equipos que actualmente no existen y que ahora son de clubes más importantes y luego en segundo lugar del Orense. Hay que conseguir crear esa identidad para que el aficionado de la ciudad sea únicamente del Orense porque en los partidos que jugamos de local contra los equipos de arriba, tres cuartas partes de la grada van con el equipo grande”.

Respecto al fútbol ecuatoriano: “Actualmente a nivel organizativo queda mucho por mejorar, no es como en España. Aquí no hay VAR en todos los partidos y en los que sí hay es porque los clubes lo costean de su bolsillo. En lo futbolístico sí que hay buen nivel, muchos jugadores tienen potencia física y calidad técnica para poder jugar en ligas europeas”.

La altura: “Es muy complejo. Durante la semana previa ni le mencionamos al futbolista la altitud a la que se va a jugar para no condicionarle y cambiamos la carga de los entrenamientos porque el partido va a demandar un esfuerzo mayor al futbolista. Viajamos en el día y volvemos en el día para no acostumbrar el cuerpo a la altitud. Disputamos partidos a 3.500 metros de altitud, incluso al cuerpo técnico nos cuesta estar en la banda sin sufrir dolores de cabeza. Nuestro preparador físico aprieta mucho a los jugadores desde el calentamiento para que entren al campo lo más rodados posibles. En ocasiones a nuestros jugadores le damos a oler alcohol para que se les abran los pulmones y puedan respirar correctamente”.