Ni renovación, ni revisión de la cláusula: Matthijs De Ligt ha pedido salir al mercado, según apunta el italiano ‘Corriere dello Sport’. Negativo enfrentamiento en Milán entre la Juventus y Rafaela Pimenta, quien vela por los intereses del codiciado defensa neerlandés.

Lo que la Juve pretendía, que era que De Ligt fuera uno de los pilares del nuevo proyecto, puede irse al traste este mismo verano. La bomba estalló ayer durante la reunión que tuvo lugar en Milán entre la directiva de la Juventus y la abogada del futbolista, Rafaela Pimenta, entre otros. Lo más destacado del encuentro era tratar el futuro del ex central del Ajax.

Sobre la mesa el tema de la prórroga del contrato (vence en 2024) y la cláusula de rescisión. Las negociaciones se habían estancado precisamente en estos puntos semanas atrás. El jugador, por su parte, había dejado claro que sus objetivos personales pasan por estar eh un equipo que gane títulos.

En poco más de una hora de charla se llegó a la conclusión menos deseada: las posiciones eran muy lejanas. El club juventino tiene la intención de ampliar el contrato hasta 2026 con el fin de rechazar hasta las sirenas del mercado de fichajes. La caza de Matthijs ya ha comenzado, con Chelsea y United al acecho. Sin embargo, el camino para renovar el contrato fue cuesta abajo desde el inicio: el entorno del jugador ve la cláusula de 115 millones muy alta y la intentaron bajar a 80 sin éxito. La Juve entiende que el hecho de ser el mejor pagado de la plantilla debería ser suficiente.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO

Comunicación - Editor y redactor de Studio Fútbol