Charles Oliveira venció a Justin Gaethje en el primer asalto, pero el Campeonato de la UFC del peso ligero quedó vacante al no cumplir Oliveira en el peso indicado en la báscula.

El brasileño se fue  con todo, pues no tenía mucho que perder, pero su orgullo fue más importante que un simple cinturón. Oliveira se fue al suelo tres veces al encajar tres manos. Esperó en el suelo a Gaethje, pero el estadounidense no quiso entrar ahí. Siguieron cruzando manos y con una derecha Gaethje se cayó al suelo. Presa fácil y con un espectacular mataleón el brasileño logró la victoria.

Oliveira  no dio el tonelaje reglamentario y entonces fue despojado del cinturón y a pesar de su triunfo ante Gaethje no recibió el cinturón del campeón.

ç

Comunicación Social - Editor en Studio Fútbol - CM de @studiofutbolweb en Instagram